Fuerte terremoto sacude a México

0
65

Mexico. Nizaero – México revivió este viernes por la tarde su peor pesadilla. Un nuevo temblor sacudió parte del país a las 17.39. Casi cinco meses después del sismo del 19 de septiembre que dejó más de 300 muertos solo en la capital, la Ciudad de México volvió a moverse de lado a lado durante varios segundos. El epicentro del temblor, de magnitud 7,2, se situó a pocos kilómetros de Pinotepa Nacional, en la costa del pacífico Oaxaqueño, a unos 600 kilómetros al sur de la capital. El temblor, del que se han sucedido más de 200 réplicas, una de 5,9 apenas una hora después del primero, también se ha sentido con fuerza en los estados de Guerrero, Oaxaca y Puebla. Los daños materiales han sido menores y no se han registado víctimas. Horas después del terremoto, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, informó que el helicóptero en el que viajaba por las zonas afectadas en Oaxaca se precipitó, causando varios heridos y fallecidos, aunque no precisó cuántos.

 

El primer temblor provocó escenas de pánico en distintos barrios de la capital. En las colonias Roma y La Condesa, donde más golpeó el 19-S, la población salió a las calles inmediatamente. La principal preocupación era que pudiesen derrumbarse algunos edificios. Al menos dos fachadas de sendos inmuebles de la Avenida Amsterdam, en pleno corazón de La Condesa, se vieron afectadas, sin que los edificios se viniesen abajo. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha asegurado que no se han registrado nuevas afectaciones en los edificios dañados en septiembre.

 

La alerta sísmica, a diferencia de lo que ocurrió hace cinco meses, sonó unos segundos antes de que se moviera la tierra y poco después comenzaron los helicópteros a sobrevolar la ciudad. “Qué susto he pasado, pensé que iba a ser como el de hace unos meses pero ha sido menos tiempo”, aseguraba Guadalupe Naranjo en la Colonia Roma. “Me dan miedo edificios como ese”, decía, señalando a una mole abandonada desde hace cinco meses por daños en la estructura y que se tambaleó  la tarde del viernes.

 

 

Fuente:Nizaero