Minnesota vence a Dallas y fuerza el quinto partido

0
39
Minnesota vence a Dallas y fuerza el quinto partido

Dallas.– Los Minnesota Timberwolves no son un equipo que se rinda fácilmente. A pesar de ir abajo 3-0 en la serie, los chicos de Chris Finch saltaron al cuarto partido en Dallas con el cuchillo entre los dientes. Con una defensa asfixiante y un ataque efectivo, lograron imponerse por 100-105, forzando que la serie vuelva a Minneapolis para el quinto partido.

La Resurrección de Karl-Anthony Towns

Karl-Anthony Towns, después de tres partidos iniciales decepcionantes, resurgió con fuerza en el Game 4. Tras completar un 0 de 8 en triples en el partido anterior, el pívot de los Wolves anotó 20 de sus 25 puntos en la segunda mitad, incluyendo triples cruciales que frenaron a los Mavericks cuando parecían listos para remontar.

Un Trabajo Global Excelente

El trabajo colectivo de Minnesota fue ejemplar. Desde el inicio, su defensa puso en apuros a Dallas, que sin Dereck Lively, nunca encontró la fluidez ofensiva necesaria. Aunque Luka Doncic y Jaden Hardy destacaron en ciertos momentos, la inconsistencia del equipo texano fue evidente.

Anthony Edwards, con sólo 20 años, demostró una gran madurez. Con el partido en su punto más caliente, prefirió asistir a sus compañeros en lugar de buscar el protagonismo individual. Sus decisiones y las de Towns fueron clave para asegurar la victoria.

Un Irving Desconocido

Luka Doncic consiguió un triple-doble de 28 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias, pero Kyrie Irving no estuvo a la altura. Con 16 puntos y un 6 de 18 en tiros de campo, además de perder un balón crucial en el último minuto, su actuación fue decepcionante. La baja eficiencia de P.J. Washington también contribuyó al mal desempeño del equipo.

El Quinto Partido en Minneapolis

Con esta victoria, Minnesota ha ganado tres partidos en los actuales playoffs cuando se enfrentaba a la eliminación. Con la colaboración de Mike Conley (14 puntos) y Rudy Gobert (doble-doble de 10 puntos y 13 rebotes), los Timberwolves ahora tienen la oportunidad de jugar el quinto partido en casa, buscando forzar un sexto en Dallas. ¿Será esta la primera vez en la historia que se remonte un 3-0? Aún queda mucho camino por recorrer, pero los Wolves han dado un paso importante.